“¿Y si nos vestimos los dos en nuestra casa pero en distintas habitaciones?”

“Acabaremos viéndonos… No creo que te tapes los ojos al salir.”

“Que sí ya verás.”

“Que noooo.”

Jose cedió la casa a la novia y él se vistió en la de su madre para mantener la intriga

hasta el último momento.

Allí le esperaba gran parte de la familia, su madre, su hermana, cuñado, primos… y el sobrinito en camino

. Todos llegados del sur para un día tan especial como éste.

Si la fotografía de boda tiene algo especial para nosotros es el hecho de poder retratar todo aquello que sucede sin que a penas se den cuenta los protagonistas.

La novia mientras tanto se preparaba en la peluquería Idoia Quintans de Donostia - San Sebastian.

Además de ser encantadoras supieron caracterizar a la novia de un estilo romántico que dejaba entrever su personalidad.

Tímida y discreta, Naiara se dejó ayudar por su hermana. Una vez en casa el vestido, la liga, los pendientes, el ramo…

Todo a punto.

El novio miraba la hora dispuesto de traje, con sus iniciales bordadas, los zapatos, el tupé y sus gemelos de Iron Man.

Llegó a tiempo al ayuntamiento de Donostia.

Nada más salir del coche reconoció a varios de sus amigos.

La novia no pudo evitar darle un beso nada más ver al novio en lo alto de las escaleras.

Él la cogió por el brazo y emprendieron la marcha. Los invitados llenaron la sala.

Más de cien personas presenciaron la ceremonia.

A la salida del Ayuntamiento de San Sebastian les bailaron el tradicional Aurresku.

Aún con la emoción, se sucedieron las fotografías de grupo.

El Hotel Monte Igueldo fue el restaurante elegido por los novios.

Unas vistas inmejorables hacia la isla de Santa Clara y el paseo de la Concha. Nos sorprendieron en la sesión de pareja porque además de ser románticos ellos optaron por un Sr y Sra Smith, con más rivalidad y menos besos.

El coctel de bienvenida fue pintoresco.

Se sucedían un sinfín de pintxos elaborados y coloridos de categoría.

Al finalizar la comida el corte de tarta y los novios fue uno de los regalos más especiales.

Para la hermana del novio y su pareja.

Otro momento indiscutible fue la canción que tenía preparada el novio con una voz muy similar a Dani Martín (el que fuera cantante de El Canto del loco). El baile comenzó siendo romántico y continuó con un remake desde los años 80.

Fue un día inolvidable.

Preboda

En Febrero y en el monte… Una Preboda con nieve y un apartamento de lujo en Oñati (Guipúzcoa).

Jose & Naiara se conocieron casi por casualidad. Tenían una afición en común, la maratón

Llegaron a entrenar juntos pero al poco, el amor y los perros sustituyeron la pasión por las maratones y crearon un hogar.

Prefieren meterse el dedo en el ojo que besarse, pero los cariños aparecen cuando se olvidan de la cámara.

Borda Aranzazu es un lugar de ensueño. Las cristaleras permiten ver un paraje único, cubierto de nieve por la época del año, pero al calor de la chimenea y fijando la vista en un horizonte a penas visible, hace volar tu imaginación.

Fotografiar a una pareja de enamorados es una labor de paparazzi.

Como no podía ser de otra manera ésta sesión terminó con pelotazos de nieve por ambas partes.

Entrega

Cada pareja es única y por ello la entrega también lo es.

El romanticismo que ella desprendía el día de la boda, tanto por su estética como por lo que ella es, y los detalles que él tenía con ella, nos hizo pensar que el trabajo final también debía serlo.

Las margaritas que ella llevaba en su ramo de novia y el toque campestre de la preboda hizo que el resultado final fuera éste que además de incluir algunos de los detalles originales de su día les acompañara algún que otro bicho.

No penséis mal… Con un resultado como éste merece la pena ser fotógrafos de boda.

¡Gracias por elegirnos!




¿Quieres cumplir un sueño?