Un reportaje fotográfico “before and after” de embarazo y bebé en casa.

Marléna & Guillaume nos pidieron que fuésemos los fotógrafos de su boda.

Al ver el resultado, Marléna estaba tan entusiasmada que no dudó en escribirnos:

“Cuando tengamos un bebé quiero que seáis los fotógrafos oficiales.”

Cuando ocurre algo así, la satisfacción es mutua.

El viaje de San Sebastian a París se retrasó una hora.

Vimos la ciudad de la luz desde el avión, la Tour Eiffel quedaba pequeña y lejana según descendíamos para aterrizar.

El hogar lo crean las personas que viven en él. Pero un bebé, indudablemente lo colma de felicidad.

Al llegar nos acogieron con un cariño inigualable.

El aroma a bebé nada más entrar, la intimidad de una familia que acaba de sumar un miembro más, la ilusión por crear un futuro conjunto…

“¿Será como papá o como mamá?” “Seguro que le gustan las motos como a nosotros.” “¿Hoy nos dejará dormir?”

Mil preguntas que se agolpan pero que en cuanto se relajan y viven cada instante con el pequeño Kylian, dejan de ser una preocupación.

Ella es golosa y… la Nutella no pudo faltar en sus fotografías de embarazo. Como no podía ser de otra manera el bebé ha salido igual de goloso que su madre.

Guillaume está totalmente enamorado de su familia deseando llegar cada noche para darles un beso.


Si quieres un recuerdo único…