Sesión de fotos Newborn

La dulzura de un bebé no es comparable.

La calidez, el aroma, la ilusión

Todo ello se nota nada más cruzar la puerta de un hogar al que acaba de llegar un recién nacido.

Nos desplazamos a París, la ciudad del amor y del que las cigüeñas traen a los niños.

Y parece que la cigüeña que trajo a Margaux no tuvo que viajar muy lejos.

La pequeña duerme plácidamente y su mamá la llena de besos antes de despertar.

La fotografía Newborn es especial y emotiva, una de las experiencias más delicadas y significativas para una familia.

Por ello nos gusta saber de vuestros gustos, deseos y la historia que os ha unido a la pareja que hoy quiere hacer de ésta llegada un recuerdo inolvidable.

 
 

Si quieres un recuerdo único…